End notes for the Reference version of Schevill & Bonilla's DON QVIXOTE, tomo IV.

For formatting differences between these notes and those given in the original S-B version of the text, see the beginning of the notes for tomo I.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 411


NOTAS

    Empleo en este Comentario las abreviaturas que siguen:

    R. M. = D. Francisco Rodríguez Marín: Nueva Edición crítica del Quijote; siete tomos, 1927-28.

    Pell. = D. Juan Ant. Pellicer: Edición del Quijote; cinco tomos. Madrid, 1797-8.

    Clem. = D. Diego Clemencín: Edición del Quijote; seis tomos. Madrid, 1833-39.

    Cort. = D. Clemente Cortejón: Edición crítica del Quijote; seis tomos. Madrid, 1905-13.

    Cej. = D. Julio Cejador y Frauca: La lengua de Cervantes: Gramática y Diccionario; dos tomos. Madrid, 1905-6.

    Cov. = Covarrubias: Tesoro de la Lengua castellana.

    B. A. E. = Bibl. de Autores Españoles (Rivadeneyra).

    Para las Obras completas de Cervantes cito los tomos de esta edición, diez y ocho volúmenes. Madrid, 1914-39.

    Las Revistas conocidas se señalan por sus iniciales.

    El primer número de los que figuran a la izquierda de cada nota concierne a la página, el siguiente a la línea del texto.

    7-16. Martos: pueblo sit. al S. O. de Jaén: todavía a fines del siglo XVI era “villa famosa en Andalucía” (Cov.), renombre que había ganado como fortaleza y baluarte de la entonces frontera contra el reino moro


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 412

de Granada. Le acarreó también cierta fama folklórica la muerte de los hermanos Carvajales ajusticiados en Martos por Fernando IV, quien quedó “emplazado” por ellos “dentro de treinta días”, al cabo de los que falleció dicho monarca. Apenas hay mención de Martos en los relatos de los numerosos viajeros por Andalucía, después de la reconquista. En las centurias siguientes el pueblo cayó en la miseria a consecuencia de la decadencia económica general. De Martos trata el padre Flórez: España Sagrada, XII, 346 y ss.: “De la Iglesia Tuccitana (hoy Martos)”; vid. también Madoz, Dicc. geogr. La Nov. Guía de España y Portugal, Beltrán,1924, pág. 443, le da a Martos unos 17.000 habitantes.

    7-26.     El texto: llama; algs. edit.: llamaba.

    8-10.     Algs. edit.: traslucía.

    8-19.     Puesta[s]: he cedido a la tentación de leer puestas en vez de puesta: parece violenta la construcción que deja en el aire el sustantivo las rodillas; en cambio, es frecuente en las obras de Cerv. el giro del texto enmendado, vgr.: “D. Q... puesto el pensamiento en su señora”, I, 72-2; “D. Q... puesta la mano en la espada”, I, 140-1; “el qual... puestos los ojos en la hermosa Dorotea”, II, 182-25; “hallaronle sentado en la cama... vestida una almilla”, III, 35-30; “La señora ... puestas ambas manos sobre las ancas”, III, 138-20; “Basilio... puestos los ojos en Quiteria”, III, 266-4; “Melisendra... puesta la imaginación en París y en su esposo”, III, 329-5. R. M. opta por puesta y cita en corroboración un verso de Góngora: “desnuda el pecho anda ella” . Debo a la atención de mi colega y amigo, don Erasmo Buceta, las noticias siguientes sobre este giro que emplea un sustantivo absoluto, llamado acusativo griego o grecismo; se encuentra alguna que otra vez en la poesía, pero extraña su uso en la prosa; por lo tanto no parece natural en Cerv., aunque fuese posible que se le hubiera escapado a su pluma en este lugar. Cons. Adolfo de Castro, B. A. E. XXXII, pág. 31, nota; Jordán de Urríes, Biogr. y Estudio crít. de Jáuregui, págs. 163-4; Artigas, D. Luis de Góngora, págs. 446-9.

    10-6.     El texto: esparança.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 413

    10-15.   El texto: dezía.

    10-22.   El texto: antes.

    11-13.   señoría: los edit., con la excepción de Cej., enmiendan: señora; vid. Dicc., pág. 1012.

    11-19.   El texto: socalinas.

    11-23.   vuessa merced: en los cap. sig. esta forma ocurre a menudo al lado de v. m., por lo cual resuelvo la abreviatura con vuessa merced; el lector se acordará de que en la 1.ra p.te se había leído más vuestra merced: parece capricho del cajista, de poca importancia.

    11-32.   Candaya... Trapobana: La forma Candaya recuerda el nombre Candu del Libro de Marco Polo, Leipzig, 1902, pág. 42; provincia “de la senyoria del grant can”; ¿pudo ser influída también por Candia (Creta) aludida en Pers. y Sig., I, 31-12? Los nombres en -oya y -aya se encuentran con frecuencia en las caballerías. Taprobana es una isla mencionada ya en D. Q., I, 235-14; “l'Ile fortunée a semblé désigner l'île de Ceylan, l'ancienne Taprobane”: vid. Chassang, Hist. du Roman, etcét. París, 1862, pág. 149; Rohde, Der Griechische Roman, 1914, págs. 220, 239, 257; “Taprobana es la isla de Sumatra”: Mac-Gregor en B. B. M. P., VII, 96.

    12-1.     el cabo Comorin: promontorio sit. en el extremo merid. del Indostán; ya en la Suma de Geographia (1518) de Fernández de Enciso encontramos el cabo de Cumerí: “está el cabo del sudueste en vi grados y está leste oeste con el cabo de la Trapobana llamado Naguabar”, edic. 1530, fol. lx. Cervantes podía leer estos nombres a menudo en relatos de viajes, en novelas de aventuras y en las misceláneas.

    12-31.   Comp. D. Q., I, 275-31.

    13-6.     No que: vid. D. Q., III, 77-31 (nota); III, 314-3.

    13-26.   Esta redondilla es trad. del italiano de Serafín Aquilano (dell'Aquila, 1466-1500); sus poesías se


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 414

imprimieron en Venecia, 1502 (ejemp. Bibl. Nat. París), con el título: Opere del facundissimo Seraphino Aquilano; cons. también Clem., V, 277, Pell., IV, 447-8.

    14-2.     desterrar los poetas... lasciuos: Platón (República, III) analiza las cualidades que debe tener la poesía para ser aceptable en la república ideada por él, volviendo brevemente al mismo asunto en el libro X.

    14-4.     Las coplas del marqués de Mantua: D. Q., I, 88-9 (nota).

    14-8.     Como rayos os hieren, etcét.: comp. Pers. y Sig., I, 98-18 (nota).

    14-12.   Sobre esta copla vid. Pell., IV, 449; acerca de su autor Escrivá cons. Hurtado y González Palencia: Historia de la lit. esp., 1932, pág. 1038, párr. 196; hay notas en Clem., V, 278; Cort., V, 232 y ss. El poeta Edgar A. Poe cita la copla en su artículo burlesco: “How to write an article for Blackwood”.

    14-23.   las Islas de los lagartos: cons. R. Schevill: Ovid and the Renascence in Spain, Berkeley, 1913, pág. 176; R. M., V, 280.

    15-2.     Así el texto; los edit. enmiendan Ariadna; pero tal como está va bien con el lenguaje festivo puesto en la boca de la condesa Trifaldi.

    15-4.     de Tibar el oro y de Pancaya el balsamo: de estas cosas preciosas hablan Bowle, Anot., 100; Clem., V, 282 y ss.; comp. Pers. y Sig., I, 275-27; sobre el bálsamo escribe Plinio: véase Hist. Nat. de Cayo Plinio Segundo, trad. de Geron. de Huerta, 2 vols., 1624-9, II, pág. 17 y ss.

    17-10.   estar en sus trece: comp. Muñón, Tragicomedia de Lisandro y Roselia, edit. Libros raros, etcét., III, p. 56: “porfiar en sus trece”; Quevedo, Obras, B. A. E., III, 186; Lope, Obras no dram., B. A. E., p. 233: Una glosa:


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 415

    Hoy cumple trece, y merece
Antonia dos mil cumplir;
ni hubiera más que pedir
si se quedara en sus trece.

    Guz. de Alfarache: “Siempre tuve mis trece”, I, iii, 9; “yo siempre sustenté mis trece”, II, iii, 5; Avellaneda: D. Q., B. A. E.: “si perseveráis en vuestros trece de no rendirmeos”, cap. XXX, pág. 97, col. 2; Laz. de Tormes (anón. B. A. E.), pág. 93, col. 2: “mientras mi conservador en sus trece estuvo” (es alusión al vino).

    18-20.   tueras y adelfas: comp. Galatea, I, 8-19.

    18-23.   Es cita de la Eneida, II, 6-8.

    ... Quis talia fando
Myrmidonum Dolopumve aut duri miles Ulixi
temperet a lacrimis?

    Comp. la trad. de Greg. Hernández Velasco:

    ¿Quál Myrmidon, quál Dolope, o soldado
de Vlisses tal diria no lastimado?

    A1 principio del cap. XXVI Cerv. cita un verso de esta traducción.

    19-11.   Acerca de estas profecías hay nota en Clem., III, 348 y ss.

    19-14.   hizo finta: según el Dicc. Acad. finta es p. p. irreg. de fingir, lat. ficta; vid. Clem., V, 291; Pell. lo considera italianismo, ídem R. M.; se encuentra en libros españoles que no acusan ninguna influencia italiana; comp. en finta; hacer finta es giro empleado en el manejo de las armas; sin embargo, el Vocabolario degli Accad. della Crusca registra varios ejemp. de far finta, vol. VI, 1, pág. 156, y, así, puede ser de origen italiano.

    22-8.     las seminimas: vid. Com. y Entr., III, 85-9; vna minima: D. Q., II, 65-7.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 416

    24-13.   cabalgadura de retorno: “mulas de retorno, las que bueluen vacias”. —(Cov. voz retorno); “el viage que hace la mula... de alquiler para volverse, de cuya ocasión se valen algunos para hacer un viage a menos costa”. —(Dicc. de Aut.); “acémila que vuelve hacia el pueblo de donde salió”. —(Dicc. Acad.); para Cej. es la cabalgadura “que se devuelve a su dueño”. A estas mulas de retorno o de alquiler se las menciona en la literatura únicamente, que yo sepa, para burlarse de sus muchos defectos. Blasco de Garay escribe: “quien quisiere mula sin tacha que se esté sin ella”; y Tirso la recuerda “... mula de alquiler, que cuando la cansan, se echa”.

    24-16.   la linda Magalona: acerca de este episodio de Clavileño cons. Estudios eruditos in mem. de Ad. Bonilla, I, 115 (estudio de R. Schevill); a los trabajos allí citados sobre el caballo encantado se puede añadir la obra de W. Seelmann, Valentin and Namelos, en Niederdeutsche Denkmaeler, IV, Leipzig, 1884, páginas XXVIII-IX, donde se trata de un caballo de madera que vuela por los aires; la comedia de Lope: El nacimiento de Valentín y Orson, Parte 1.a de sus comedias omite toda alusión a dicho caballo.

    25-3.     el tal cauallo ni come ni duerme, etcét. comp. D. Q., II, 358-9; en la comedia Don Gil de las calzas verdes de Tirso se hallan los versos sig.:

—Pero ¡que tenga yo un amo en menudos,
como el macho de Vamba, que ni manda,
ni duerme, come o bebe, y siempre anda! —III, 8.

    Correas (cito la edic. 1924) registra: “caballito de bamba, que ni come ni bebe, ni anda”, que parece ser canción de niños, o baile; en sus Cuadros Viejos, Julio Monreal, Madrid, 1878, pág. 94, menciona un baile llamado macho de bamba; C. Pellicer en su Tratado hist. sobre el origen y progresos de la comedia (1804), tomo I, pág. 137, da el principio de una canción: “Aquel machico de Bamba”, que se executaba al son de la zarabanda.

    25-13.   cutire: Cov., 1611, registra la voz cutir (por


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 417

errata curtir en la edic. 1674): “es golpear una cosa con otra”; el modismo significa poner en competencia, y “Cov. da a entender claramente de qué especie de prueba hubo de tomar origen el sentido de competir”. Cuervo: Dicc. de construcción y régimen, II, 707.

    26-12.   Sobre éstos y otros caballos famosos cons. Bowle, Anot., 102; Clem., V, 303 y ss.

    27-22.   Algs. ejemp.: escnderos.

    28-9.     que no me la cubra pelo: Cej., Fraseología, III, 285; Guz. de Alf., I, iii, 8, edic. cit., p. 269.

    28-26.   El texto: opinton.

    29-2.     tambien: en el texto impreso como una palabra: tãbi~e.

    29-3.     El texto: nuestras madres.

    29-29.   dexaran: algs. edit.: dejarán; pero pensasen, l. 30, pide el condicional.

    29-30.   vos: comp. Pers. y Sig., I, 33-29 (nota).

    30-5.     El texto: con con.

    31-15.   de pies: R. M. enmienda sin nota: los pies.

    31-17.   El que tuuiere: algs. edit. leen: el caballero que tuviere, creyendo que la contestación de Sancho justifica la enmienda.

    33-16.   El texto: ninguno.

    34-15.   la Trinidad de Gaeta: comp. D. Q., III, 283-18.

    35-1.     El texto: ha.

    35-6.     En priesa me vees, etcét.: Correas, op. cit., pág. 198, registra: “En priesa me veis y virgo me demandáis”; R. M., VII, apén. XXXIV.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 418

    36-14.   he leydo en Virgilio: comp. D. Q., III, 327-5.

    36-14.   El Paladion de Troya: Cov. voz caverna incurre en el mismo error: “el cavallo de Troya o Paladion”; vid. R. M., V, 319; acerca de las versiones españolas de la Historia troyana cons. Mussafia, en Sitzungsberichte d. Wiener Akd. etcet., vol. 69, pág. 39; sobre todo, Solalinde, en R. F. E., III, 121 y ss.; y Menéndez Pidal: Historia troyana en prosa y verso, Madrid, 1934.

    38-6.     region de diablos: comp. D. Q., II, 311-20;, IV, 93-6; Novelas, III, 211-27.

    38-7.     Peralvillo: vid. Quevedo, B. A. E., III, 112;. R. M., I, 462; Cov.: “un pago junto a Ciudad Real, a donde la Santa Hermandad haze justicia a los delinquentes... con la pena de saetas”.

    38-22.   El texto: vozezes.

    38-25.   El texto: parecen.

    39-18.   el granizo, las nieues: algs. edit.: el granizo y; R. M.: el granizo o.

    39-22.   la region del fuego: sobre estas “regiones del ayre” Cov. escribe, voz ayre: “Los Fisicos le dividen en tres regiones, suprema, media, y infima... seria muy largo si aqui huviesse de referir el cómo y dónde y de qué se engendra la niebla, el rocio, la pluvia, la nieve y el granizo, los truenos y relámpagos, los rayos, los cometas, los ticiones, las cabras saltantes, las boragines y aberturas del cielo, a lo que nos parece. El que tuviere codicia de saberlo y capacidad para aprehenderlo, busquelo en sus lugares...” Siguiendo el consejo de Cov. el lector hallará cuantos detalles quisiere saber sobre “los cielos, su naturaleza y número” y “las tres regiones del ayre” en un librito que hubo de servir de texto en su día: Compendio de los Metheoros del principe de los Filosofos griegos y latinos Aristoteles (Sacado a luz por el Lic. Murcia de la Llana, Madrid, 1615); cons. el tratado seg.°, pág. 30 y ss. “La suprema [region] ocupa desde el elemento del fuego hasta debaxo


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 419

de las cumbres de los más altos montes. La inferior es ésta en que vivimos; la de en medio de estas dos es aquella parte del ayre donde se fraguan las nubes, los truenos, rayos, etcét.”

    40-3.     el licenciado Torralua: Pell., V, 18; Clem., V, 329.

    40-6.     Torre de Nona: comp. Pers. y Sig., II, 230-10, donde el propio Cerv. escribe que dicha Torre no es calle, sino cárcel.

    40-8.     muerte de Borbon: Carlos, duque del Borbonesado (1490-1527), fué nombrado a los veintiséis años Condestable de Borbón por Francisco I; habiendo ofrecido sus servicios a Carlos V se enemistó con aquél, y ayudó en la derrota del monarca francés en Pavia, 1525. Murió sitiando a Roma en 1527, en el primer asalto, y Benvenuto Cellini parece insinuar en su autobiografía que fué él mismo quien le había asestado al Condestable el disparo de arcabuz que le mató. Cerv., que tanto debe a Juan de la Cueva, debió conocer la comedia del dramaturgo sevillano, titulada Saco de Roma y muerte de Borbón; cons. también Prud. de Sandoval, Hist. del Emperador Carlos V, edic. Pamplona, 1634, libro XVI, 5, pág. 818; Rodríguez Villa: Memorias para la hist. del asalto y saqueo de Roma, Madrid, s. a.

    40-19.   tomar puntas: el giro parece más corriente con el verbo hacer; para Cov. significa desviarse; vid. Cej., Fraseología, IV, 399; Góngora, comedia de Las firmezas de Isabela, edic. Foulché, I, página 355:

    i te andas haciendo puntas
como halcón de Noruega.

    Este giro recuerda a Cerv., Persiles, II, 60-21: “dando una punta, como alcón noruego”.

    40-21.   [Falta la nota para nebli.]

    40-28.   El texto: anchas.

    41-8.     Algs. edit.: había.

    42-21.    podían: quizá por podía, y así creía Clem.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 420

    43-19.   Algs. ejemp.: etnonces.

    44-4.     podía yo ver toda la tierra y todos los hombres: Para este vuelo de Sancho por los cielos, ¿se inspiró Cerv. en un pasaje de El Crotalón? En el canto XII (N. B. A. E. Orígenes, etcét., II, 191) el autor finge subir al cielo y describe lo que vió allá: “Toda junta la tierra es tan pequeña que, si la mirassen de acá abajo, fixa en el cielo, no la verian... La ciudad de Milán no es tan grande como vna lenteja... la muchedumbre de los hombres parecían vna gran multitud de hormigas” (194-5); vid. R. Schevill en Estudios eruditos in mem. A. Bonilla, I, nota 24-16, y Rev. Hisp., XXII (varia), sobre El Curioso impertinente y el Crotalón.

    44-15.   le: así el texto; los edit. enmiendan la; pero le puede referirse a rato.

    44-16.   Vengo, pues, y tomo y ¿qué hago? En Quiñones de Benavente, Entremés de las Civilidades, I, 52, edic. de Libros de Antaño, se halla el dicho:

    Y hétele aquí el estrago:
vengo y tomo y ¿qué hago?
digo que estar no quiero
a diente, como haca de buldero.

    45-4.     la última region del ayre: vid. 39-22.

    45-24.   El texto: alla en entre.

    47-27.   El texto: vuesta, por vuessa o vuestra.

    50-30.   tu Caton que quiere aconsejarte: alusión a la obra Disticha de moribus, nomine Catonis inscripta, etcét.: vid. D. Q., III, 17-17 (nota).

    51-12.   El texto: vendras.

    51-13.   la rueda de tu locura: comp. Nov., III, 167-3; Persiles, II, 20-12; “Aqui deshacen la rueda los pavones, mirándose a los pies”. —Alemán, Guz. de Alf., II, iii, 3; “bien podían deshacer la rueda de su hinchazón los pavones cómicos”. —Suárez de Figueroa, El Pasajero, III, pág. 76, edic. Renacimiento, 1913.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 421

    52-6.     Si tomas por medio a la virtud... no ay para qué tener embidia a los que los [medios] tienen, (aunque sean) principes y señores: es frecuente en Cervantes este rasgo de su estilo; se refiere a un sustantivo en sing. o plur. por medio de un pronombre que no concuerda con él en número; comp.: “los últimos pasos... el de la muerte”, 54-18; “sus obras... ésta destos segundos documentos”, 55-12; “depositó mi remedio... depositarlos”, 365-7. Vid. también Clem. V, 350.

    54-5.     El texto: considere el.

    54-20.   El texto: sus.

    56-2.     El texto: descumpuesto.

    56-5.     la descompostura... de Julio Cesar: comp. D. Q., III, 57-10; R. M., V, 357.

    58-6.     Yo trómpogelas: cons. Rev. Hisp., VI, 1899, pág. 141 y ss.

    58-17.   El texto: tãpopo.

    58-20.   El texto: cauallerizas.

    59-26.   El texto: fuerere.

    60-2.     entrar en él [el] buen uso: acepto la enmienda de algs. edit. y leo él el, por la omisión posible de una palabra o letra en el caso de dos idénticas.

    60-14.   El que tiene el padre alcalde: seguro va a juicio; comp. Comed. y Entr., IV, 110-25.

    60-23.   hagame miel y comerme han moscas: “hágame miel y comeranme moscas”, en la Tragicomedia de Lisandro y Roselia, op. cit., pág. 228.

    61-14.   al buen callar llaman Sancho: “calla tú, que a buen callar llaman Sancho”, en la Tragicomedia de Lisandro y Roselia, pág. 20; El Arcipreste de Talavera, III, cap. 8; R. M., V, 372.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 422

    62-12.   El texto: aumento.

    65-19.   los consejos (que dió D. Q.) a Sancho: comp. Galatea, II; 333, nota 53; un libro que merece ser estudiado en relación con estos consejos es el Galateo Español: de lo que se deve hazer y guardar en la comun conuersacion para ser bien quisto y amado de las gentes, de Gracián Dantisco. Barcelona, 1593 (Mus. Brit.); Men.z y Pelayo creía que Cerv., en estos consejos de D. Q., se inspiró en la doctrina de Alfonso de Valdés (vid. Mercurio y Caron, II, discurso de Polidon); pero la doctrina del Carón es, por la mayor parte, imitación de Erasmo, cuyas ideas se habían difundido por Europa, siendo luego absorbidas por los tratados corrientes sobre la educación de un príncipe, y el modo de regir al pueblo. Así las ideas aforísticas de Erasmo se hicieron parte de “ese profundo venero que, ignorando ya su origen, fluye subterráneo por todo el siglo XVI español”. Comp. D. José F. Montesinos en R. F. E., 1929, pág. 251: Notas sobre el Diálogo de M. y C.

    65-28.   auia de ser insula: al hacer a Sancho gobernador de una ínsula es posible que Cerv. recordase un episodio del Amadís de Gaula, II, cap. I, B. A. E., XL., págs. 110, col. 2, 112, col. 2, donde se le menciona varias veces a “Isanjo, gobernador de la Insula Firme”.

    66-10.   en justo y en creyente: vid. Quevedo: Sueños, II, pág. 113, edic. Clas. cast.; Guevara, Libro aureo, Rev. Hisp., LXXVI, 1929, pág. 305; R. M., V; 380; Quevedo, Obras B. A. E., III, 219; Quiñones de B., Las civilidades, I, pág. 51 (edic. Libros de Ant.); también Gillet en Mod. Phil. (Chicago), XXIV, pág. 360.

    67-7.     chamelote de aguas: Cov., voz camelote, escribe: “comunmente dicho chamelote es la tela de la lana del camello”, y voz agua registra: “aguas, los visos del chamelote que llamamos con aguas que parecen ondas del mar”.

    69-3.     no que: D. Q., I, 360-21; R. A. Haynes, op. cit., pág. 29 y ss. D. Q., III, 77-31.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 423

    69-25.   en la boca de las BUENAS señoras no ha de hauer ninguna que sea MALA: para R. M. se sobrentiende: ninguna habla; pero del sentido es evidente que se refiere a señoras: “las buenas señoras no toman en la boca a las malas”, y así se comprende que la mención de Dulcinea por la duquesa no puede ser sino alabanza.

    70-14.   El texto: maldides.

    71-12.   dadiva santa desagradecida: es verso de Juan de Mena, Trescientas, copla 227; Cort., D. Q., V, 353, da la fuente en que se inspiró Mena.

    71-21.   De San Pablo, Epístola I a los Corintios, vii, 31; Cipr. de Valera lo traduce más literalmente: “los que usan de este mundo [sean] como los que no usan”.

    71-26.   pantalia (pantalla): creo que no tiene nada que ver con el humo aludido en el cap. 2 (III, 56-23), ni con el betún verde de R. M., V, 390; en vista de que se trata de señales de pobreza—como lo son los distintos botones de las ropillas—, parece aquí aludir la pantalla a remiendos o parches delusivos que se ponen a los zapatos para cubrir una rotura, como la pantalla oculta y cubre la luz, o la lumbre; comp. 72-7: “desde una legua se le descubre el remiendo del zapato”.

    72-3.     haciendo hipocrita al palillo de dientes: recuerda una escena de El Alcalde de Zalamea, de Calderón, quien pinta a Mendo, “hidalgo ridículo” con “palillo falso” (Jor. 1, esc. 4); “¿Cuándo cupo en algún entendimiento de pobre... estar como vi a otro con un palillo de dientes en la oreja?” Guz. de Alf., II, 2, 1; R. M.. VII, apen. xxxvi.

    72-15.   El texto: pesaroroso.

    72-24.   El texto: abrirlas.

    73-5.     El texto: nueue.

    73-6.     este nueuo Eneas... escarnida: cons. R. Schevill,


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 424

Studies in Cervantes: Virgil's Aeneid (Connecticut Acad., XIII, pág. 523).

    74-27.   El texto: sandrlas.

    75-9.     El texto: trocareme.

    75-16.   matandote la caspa: giros corrientes de la época eran matar la caspa, comerle a uno la caspa: comp. “matábale de noche la caspa, traíale las piernas” (alg. edic.: raíale las piernas). —Guz. de Alf., II, 3, 8;. “les verán al sol deslendrar la cabeza y quexarse mucho que les come la caspa”. —Ant. de Guevara, Epístola, B. A. E., XIII, pág. 216b.

    76-13.   Miras: los edit.: mias.

    76-23.   El texto: de de.

    76-33.   El texto, así por alfeñique; pero lo mismo en otros lugares, vgr.: Novelas, I, 49-13: alfinique.

    77-1.     El texto: ellas.

    77-10.   cozido o asado: D. Q., III, 167-28: “la más cruda y la más asada señora”. Cej., Dicc., 114; R. M., V, 399.

    78-7.     meneo dulce de las cantimploras: Cov.: voz cantimplora: “es una garrafa de cobre con el cuello muy largo para enfriar en ella el agua o el vino, metiéndola o enterrándola en la nieve, o meneándola dentro de un cubo con la dicha nieve”; Pell. comenta: con el calor del sol (al que el autor se dirige) se excita la sed en el estío, que obliga a menear las cantimploras. Ormsby lo traduce: “sweet stimulator of the watercoolers”. Siguen algunos ejemp. sacados de Lope:

    Con que estés gorda tan presto
que encubras, por lo estofado,
las cantimploras del suelo.
                —El premio del bien hablar, II, 17.

    Los criados, señor, beben
en ausencia de la sed
de sus amos: di que suenen
las divinas cantimploras.
                —Santiago el verde, I, 21.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 425

D. FER.     Paréceme que siento chapines.
JUL. Ese ruido y el de las cantimploras dicen que
es el mejor. —Dorotea, I, 5.

    Vid. también la Carta de D. Diego de Astudillo: “Cuando conociendo por brújula el céfiro de la tarde, sosiega la cantimplora y el galán vuelve a vestirse de negro”. —Publ. en las Obras de Cerv. (Rivadeneyra), II, pág. 285.
    D.a María de Zayas: “acompañado todo con el licor del santo remedio de los pobres (que a fuerza de brazos estaba vertiendo hielo, siendo ello mismo fuego) que, por eso, llamaba un aficionado a las cantimploras remedio contra el fuego”. —El castigo de la miseria.

    78-12.   con cuya ayuda el hombre engendra al hombre: En su tratado sobre la Física, II, 2, Aristóteles dice: “al hombre engendra el hombre, y el sol”; los eruditos consideran el pasaje vicioso y falto de claridad. Cons. Aristot. The Physics, Wicksteed and Cornford, Londres, 1929, I, pág. 126.

    79-6.     El texto: los.

    79-26.   El texto: epitafioo.

    80-27.   El texto: esto.

    82-1.     la sentencia pasada: es equivocación porque viene más adelante. Tonson (1738) lo enmienda con: que pasó después; quizá tuviera el manuscrito: “si la sentencia, passada [despues], de la bolsa del ganadero”; en tal caso el cajista habría omitido el después, atraído por el de siguiente.

    85-3.     El cuento del báculo con las monedas de oro es de antiguo abolengo: vid. Migne, Patrologia graeca, tomo 103: Photii... opera omnia, págs. 574 5 (38); Rohde, Der griech. Roman., op. cit., 596 y nota 3; Dunlop, Hist. of Prose Fíction, op. cit., I, 11; Legenda aurea, Jac. a Voragine, cuya versión se halla en el libro de los Enxemplos (núm. 165); M. Gaster en Monatsschrift fuer Gesch. u. Wissenschaft des Judenthums, 1880, pág, 316; Hans Sachs, Das Gold im Stabe


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 426

des Cydias, quien tomó su argumento de la obra Joannis Stobei... scharfsinnige Sprüche: traducción de G. Froelich, Basilea, 1551; Bolte en Anmerkungen zu d. Kinder u. Hausmaerchen der Brueder Grimm, IV, 1930, págs. 323 y 389.

    85-29.   El texto: se ha; en cuanto a: salía deste lugar, de vender: la frase es elíptica: salía deste lugar con el propósito de vender; tal como está en el texto de tiene la fuerza de para.

    86-17.   Algs. coment. omiten este y; Hartzenbusch, en su prim. ed. lee: miraua por las huérfanas menesterosas y doncellas honestas, se salió, etcét.; en su seg. ed.: contenta se salió, seguido por Fitzmaurice-Kelly (1898) y Benjumea (1883).

    87-24.   déxola: algs. edit.: dejóla.

    88-6.     churrillera: comp. Comed. y Entr.: Pedro de Urd., III, 142-3; Rufian viudo, IV, 33-18; Viaje del P., cap. VII, 96-21; Nov.: El Lic. Vidr., II, 93-14; El Col. de los perros, III, 203-20.

    88-12.   El texto: Venga a en.

    88-16.   Sobre esta sentencia cons. Pell., D. Q., V, 68, quien cita como fuente en la que se inspiró Cerv. el Norte de los Estados, de Fr. Franc. de Osuna; Cort., D. Q., V, 390; Pauli, Schimpf u. Ernst., edic. Bolte, Berlín, 1924, I, pág. 16; II, págs. 24, 260, 414.

    89-5.     El texto: dexemos.

    89-6.     El texto: auian.

    90-30.   El texto: conterto.

    92-24.   Por: y a sí; algs. ed.: y hasta el cielo.

    93-6.     region: comp. 38-6 de este tomo.

    94-15.   aceite de Aparicio: R. M., V, 430.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 427

    94-24.   El texto: lo.

    96-22.   otro... llegó vn plato de fruta delante: no parece ser del || ante (R. M., V, 434), porque en seguida (l. 25) leemos “se le quitaron de delante”; es más corriente la lección “le llegó un plato”, tal como se ve en la l. 26: le “llegó otro”; ¿se omitió este le como en otros lugares cuando se trata de dos sílabas iguales contiguas?

    97-3.     juego de maesecoral: comp. Quevedo, B. A. E., III, 118, 215; A. Bonilla, Anales, etcét., pág. 62; Pícara Justina, I, 1, cap. 2; edic. Puyol, III, pág. 248.

    97-16.   El texto: estomogo.

    97-23.   el humedo radical: vid. Pero Mexia, Silva, edic. Bibliof. esp., II, 272. Cov. cita a Alberto Magno, voz humedo; “humidum est vitae qualitas et potentia”.

    98-3.     omnis saturatio, etcét.: vid. Bowle, Anot., pág. 115, nota 15; Cej., Dicc., 793; no se ha de insistir en que esta cita tenga nada que ver con los aforismos de Hipócrates; el doctor Recio se acordó del dicho popular omnis saturatio (también indigestio), mala, panis autem pessima, y lo arregló para aplicarlo al “plato de perdices” tan apetecido del gobernador.

    98-23.   olla podrida: vid. Cov. voz olla; D. Q., cap. XLIX, 125-4; veamos cómo Lope describe

una reverenda olla
a la usanza de la aldea.

    Entraban en ella “buen carnero y vaca gorda, la gallina que dormía junto al gallo..., una famosa liebre..., un pernil de tocino..., dos varas de longaniza..., un chorizo y dos palomas..., ajos, garbanzos, cebollas tiene, y otras zarandajas”. —El Hijo de los leones, II, 7; no tenía tanto la olla de Gerarda en La Dorotea, V, 2.

    99-11.   canutillos de suplicaciones: Comed. y Entr., III, 142-21; Clem., D. Q., V, 436; R. M., V, 440; Pícara Justina, edic. Puyol, I, 79, III, 208.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 428

    99-21.   Tirteafuera: sobre el nombre de lugar véase Clem., V, 437; Madoz, Dicc. geogr., le consagra algunas líneas, pero ha desaparecido de los mapas corrientes. En el Libro de la montería del Rey Alfonso XI (Bibliot. venatoria de Gutiérrez de la Vega, II, 242), hallamos “la sierra de Tirate Afuera y el Valle de Johan Pérez es todo un monte y es bueno de oso”. El modismo como exclam. se halla con frecuencia: comp. Juan del Encina, edic. acad., pág. 124; Gil Vicente, edic. Hamburgo, 1834, I, 41 y 49; Contreras, Selva de Aventuras, B. A. E., 494 a; Lope, Fuente Ovejuna, I, vii; Gallardo, Ensayo, III, 274, menciona un Dr. Nardo Ant. Recio; en Pérez Pastor, Bibliogr. Madr., II, 295, hay recuerdo de un Dr. Pedro Díaz de Agüero.

    99-24.   La universidad de Osuna: ya aludida en D. Q., III, 40-13; fundada en 1549 por D. Pedro Téllez Girón, conde de Ureña, fué durante sus primeros años un centro cultural de importancia; subsistió hasta 1820.

    101-2.   soy vizcaino: véase Pell., D. Q., V, 81; Clem., V, 440; Cov. voz Cantabria, escribe: “De los Vizcaynos se cuenta ser gente feroz y que no viuen contentos sino es teniendo guerra; y seria en aquel tiempo quando viuian sin policia ni dotrina. Agora esto se ha reducido a valentia hidalga y noble, y los Vizcaynos son grandes soldados por tierra y por mar; y en letras y en materia de gouierno, y cuenta y razon, aventajados a los demás de España. Son muy fieles, sufridos y perseverantes en el trabajo”. Hay alusión a los vizcaínos en Novelas, III, 105-24 y 284-6.

    102-2.   muerte adminicula: palabra latina que extraña en boca del gobernador; es de suponer que Sancho se fijase solamente en el sonido, o la fisonomía de la palabra, entendiendo algo como por minutos, poco a poco, despacio; así lo han traducido Giannini con morte lenta, Cardaillac une mort lente, Ormsby a slow death; Tieck entiende ein schlimmster und schmählichster Tod.

    102-5.   El texto: vuesse.

    102-24. El texto: escriuirla.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 429

    104-20. Ciudareal: así el texto.

    105-2.   El texto: pusiere.

    105-21. si va dezir la verdad: los edit. suplen la prep. a que se sobrentiende: si va a; la omiten a veces los autores de la época, como se omite en la conversación.

    107-26. El texto: trecientos y.

    110-11. El texto: las; los se refiere a días.

    110-27. Comp. D. Q., III, 113-6.

    111-22. El texto: ha.

    112-12. El texto: toda.

    112-30. El texto: ha.

    114-2.   antes os la dará roma que aguileña: comp. Vélez de Guevara, El Diablo Coj., tr. II: “como dice vuestro refrán: si la podemos dar roma, no la damos aguileña”.

    114-2.   El texto; sorledad.

    116-16. Asturias de Oviedo: “hoy parece un pleonasmo; era entonces necesario para distinguir la parte occidental del principado de la más oriental, que se decía Asturias de Santillana”. —D. Fermín Caballero, La Pericia geogr. de Cerv., Madrid, 1840, pág. 106; Madoz, op. cit., art. Oviedo, pág. 446 b, da una cita (1594), en la cual se menciona el “Principado de Asturias y Oviedo”.

    117-6.   era montañes: comp. D. Q., II, 203-3; “decendemos todos de la más noble y más alta montaña de la tierra y del cielo, y aunque seamos zapateros de viejo, en siendo montañeses todos somos hidalgos”. —Vélez de G., El Diablo Coj., tr. V; véase también Quevedo, El Buscón, Clas. cast., edic. Castro, pág. 154.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 430

    118-13. El texto: ha.

    118-22. la puerta de Guadalajara: Pell., D. Q., V, 96 y ss.; Mesonero, El Antiguo Madrid, pág. 68; Martínez Kleiser, Guía de Madrid para el año 1656, Madrid, 1926, págs. 50 y 87; Cerv., Comed. y Entr., IV, 83-17.

    118-30. la duquesa: sobra; doña Rodríguez se refiere a doña Casilda.

    120-23. las paredes tienen oydos: dicho común en todos los idiomas; cons. un estudio de sus variantes por H. Oertel en Journal of the Amer. Oriental Society, XXVIII, 1907, pág. 88 y ss.; Contributions... to Brahmana Literature: The Earth hath ears; Blasco de Garay, Carta IV, registra “las paredes han oydos”.

    121-2.   Comp. D. Q., I, 159-19.

    121-7.   dos fuentes que tiene en las dos piernas: Cov. “son ciertas llagas en el cuerpo del hombre, que por manar podre y materia les dieron este nombre; y algunas son hechas a sabiendas para descargar por ellas el mal humor”.

    121-20. para salud: algs. com. leen la salud.

    121-21. acabó: El texto acabó de.

    121-28. no la dexauan gañir: el Dicc. de Aut. no cita más que este pasaje del Q., y parece verbo de uso poco frecuente. Cov. lo registra: “el aullar del perro... Desgañirse es propio del que dando voces viene a enronquecerse de manera que apenas puede echar la voz”.

    123-4.   El texto: dexemos.

    124-6.   la [ralea] de los buenos palmas y lauros merecen; Weigert, op. cit., pág. 11: sobre falta de concordancia.

    124-14. los aforismos de Hipocrates: en la época de Cerv. existían algunos tratados vulgarizados sobre


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 431

Hipócrates, vgr. Suma y examen de cirugía con breves exposiciones de algunas sentencias de Hipócrates y Galeno, por Ant. Pérez, Alcalá, 1575; vid. también los núms. 119, 458, 512, tomo I, de Pérez Pastor: Bibliogr. madrileña.

    125-10. en buena paz compaña: algs. edit. leen paz y compaña, influídos por la lección de II, 143-24; comp. D. Q., IV, 334-32.

    125-15. El diablo está en Cantillana: haber desorden o turbación en alguna parte; Correas registra “el diablo anda en Cantillana y el obispo en Brenes”. Vid. Spencer & Schevill: The dramatic works of Luis Vélez de Guevara, Berkeley, 1937, pág. 39 y ss.

    126-4.   El texto: holgazanes.

    127-8.   salga: los edit. enmiendan salgan; se puede sobrentender el se de la línea 6 (“que se ha de sufrir... y que se salga a saltear”); es posible también que la rayita sobre la ã (= an) se cayese.

    127-23. El texto: menes.

    128-2.   El texto: que Caco ni mas fuellero que Andradilla.

    128-3.   Andradilla: nada se sabe de este fullero; vid. Clem., VI, 9; R. M., VI, 16.

    128-9.   con cuantas entraua la romana: si tenía yo bastante habilidad para empezar; “comenzar su cuenta con cierto número de libras o arrobas o kilos, etcétera, por bajo del cual no aprecia el peso”. Dicc. Acad.

    128-23. Alg. ejemp.: misones; de los mirones habla Zabaleta: El día de fiesta, II, cap. 3: La casa de juego.

    130-14. Y ¿qué texes? Hierros de lanzas: esta contestación recuerda uno de los cuentos del Buen Aviso de Timoneda, II, núm. 36 (edic. Rev. Hisp., XXIV, 171 y ss.), en el cual dos vizcaínos preguntan a un labrador:


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 432

“¿qué siembras?”, y éste, para burlarse de ellos, contesta: “a tiestos”. Después de pensar esta respuesta un rato, uno de los vizcaínos dice: “Juras a diez que pullas te ha echado el villano”.

    131-7.   interesal: Cov. voz interese lo registra como sustantivo; “el que no haze cosa graciosa sino mouiendose siempre por su interes y prouecho”.

    131-24. y estarme despierto: o se ha de sobrentender quiero y leer: “y quiero estarme despierto”, o “y estarme [he] despierto”, lección preferible según lo fácil que es omitirse una de dos vocales idénticas contiguas.

    132-19. El texto: hormosa.

    132-24. saltaembarca: D. Q., IV, 261-9 (santaembarca); vid. Cej. Dicc., 989; Lope, Gatomaquia, B. A. E., pág. 445; Espinel, Marcos de Obregón, II, 10, edic. Gili Gaya, II, pág. 81.

    134-13. El texto: esto.

    135-7.   que a mi madre: Hartzenbusch y R. M. leen: que ha que a mi madre; R. M. atribuye la falta a omisión mecánica.

    135-9.   no he visto que el sol: por: más que; vid. Cej., Gramática, 390, párr. 13.

    136-13. El texto: de de.

    137-14. El texto: ha.

    137-18. El texto: tante.

    138-19. y darle: comp. D. Q., I, 265-10: porfiar y espolear y dalle, tanto como y dale que le darás expresa porfía o insistencia.

    140-8.   El texto: vardadera.

    141-7.   El texto: despierta, enciende, con sujeto


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 433

mental en singular quizá por influencia de los sustantivos en singular ira y deseo; los edit. tienen el sing. por yerro, pero ocurre con frecuencia esta falta de concordancia del verbo con el sujeto; comp. IV, 146-6 y 148-8; cons. Weigert, op. cit., pág. 20 y ss.

    143-14. hija de un estripaterrones: Cov. registra destripaterrones (voz triperia), y así se lee, D. Q., III, 83-27; en ambos lugares es Teresa Panza quien pronuncia la palabra. Según Cej., Gram., 198, el prefijo es- se confunde vulgarmente con des- por el valor parecido; comp. despertar y espertar, Cuervo, Dicc.

    144-32. quien te da el hueso, etcét.: (el texto: huego) es refrán registrado por Hernán Núñez, edic. Lérida, 1621, fol. 38; Correas, pág. 426; Garay, Carta III, 396v, impresa con Refranes o Proverbios en romance que coligió y glosó el Com. H. Núñez, etcét., Lérida, 1621.

    146-3.   adunia: del árabe; comp. Comed. y Entr., IV, 23-6; Cej., Dicc., 29.

    146-14. El texto: hlja.

    146-32. El texto: tomense.

    147-21. mas de tanto: = mas que otro tanto; vid. R. M., VI, 46.

    148-6.   cortando vn torrezno para empedrarle con gueuos: Bowle, Anot., 122, cita a Cov. (voz guevo: “guevos y torreznos: la merced de Dios en las casas proveidas y concertadas”), quien añade un cuento por el que se puede explicar cómo llegó a llamarse así; Avellaneda llama al plato la gracia de Dios: “es en mi tierra una gentil tortilla de huevos y torreznos, que la sé yo hacer a las mil maravillas”, dice Sancho, D. Q., cap. 35; La Pícara Justina, edic. Puyol, III, 204; empedrar debe tener el sentido de cubrir.

    148-25. que no dezia él embiar, etcét.: Hartz. y Benjumea enmiendan: “que no digo yo el enviar”; por cierto, el cambio tan inesperado de la persona que habla quita la claridad al pasaje.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 434

    149-1.   saltó: Tonson, Pell. y otros leen salió; comp. Cej., Dicc., 990.

    149-15. papahigo: Cov. “es como una mascarilla que cubre el rostro de que usan los que van camino para defensa del ayre y del frío”; comp. Quevedo, Obras, III, 225 (B. A. E.); Clem., VI, 39; R. M., VI, 50; Giannini, en su trad. IV, 349, comenta: “Pappafico si disse anche in italiano una specie di cappuccio o maschera di panno, etcét.”

    150-10. leuantado[s]: comp. 8-19.

    150-32. viose el perro en bragas de cerro, etcét.: Núñez, Refranes, op. cit., f. 118; Correas: “vióse el villano en bragas de cerro, y él fiero que fiero”, pág. 508; refr. regist. por el marqués de Santillana, pág. 523, edic. Madrid, 1852.

    152-2.   por vida de mis padres: comp. Novelas, II, 218-29.

    152-5.   dubitat Augustinus: Cej., Dicc., 420.

    152-7.   esta: algs. edit: es la; Tonson omite que, seguido por Fitzmaurice-Kelly.

    152-10. Es cita que encontramos ya en D. Q., III, 325-30.

    152-21. Algunos edit.: tan bien.

    152-28. no se si diga algo: todos los editores leen digo sin comentar la enmienda que no se justifica; comp.147-25, 383-10; Blasco de Garay, Cartas, I: “no sé si me lo crea”; es subjuntivo usado por los mejores escritores modernos; mis colegas R. K. Spaulding y Ed. S. Morby me han señalado los siguientes ejemplos: “no sé si diga que en cuanto a pintar no tiene que envidiar a nadie”. —Pardo Bazán, La Quimera, pág. 452; “no sé si tema o espere yo que dure todo un siglo”. —Valera, Genio y figura, xxviii; “vino lo que yo había visto venir otras veces sin apurarme por ello, y no sé si te diga que con gusto”. Pereda, Peñas arriba, xvii; Comp. también Miguel Sánchez:


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 435

y aun no sé si imagine
que la caída fingiste
y en aquesta traza diste,
que aquí la entrada encamine.
  —La Guarda cuidadosa, edic. Rennert, pág. 176.

    y Lope: El maestro de danzas, nueva edic. acad. XII, 486a.

    154-27. El texto: parecia.

    155-2.   vna pregunta: quiere decir, un problema de difícil solución; estas sutilezas eran de gran boga en las escuelas de aquel entonces; hay otro ejemplo, pág. 331; Pero Mexía, en su Silva de varia leción refiere un pleito que hubo entre un discípulo y su maestro, “tan subtil y dudoso” que los jueces no supieron determinarlo; y queda la determinación al juicio del discreto lector. —edic. Bibliof. esp., I, 115; lo mismo en Pauli, op. cit., 119; nuestra “pregunta” encaja mal en el gobierno de Sancho y parece traída por los cabellos.

    157-27. decantasse: comp. D. Q., III, 362-27.

    161-31. amicus Plato, etcét.; el germen del pensamiento está en el propio Platón (Fedón, cap 40): “si quieres seguir mi consejo no pensarás en Sócrates, sino en la verdad”.

    162-18. El texto: vnas.

    165-2.   que: redundante.

    165-4.   y con tanto regalo: como repara Clem., para el buen régimen de la frase sería bien enmendarla: “y [de quien] con tanto regalo, etcét”.

    165-15. de haldas o de mangas: comp. D. Q., II, 197-17; Cej., Fraseología, II, 537.

    169-29. tampoco: con la t rota en alg. ejemp.

    171-17. El texto: regocigar.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 436

    173-16. Y vn criado mio responder: casi todos los coment. leen: responderá; Cej., Gram., 403-4, lo considera un ejempl. del infinitivo histórico; vid. Cuervo, notas en Bello-Cuervo, Gram., pág. 59.

    174-1.   mi hijo: este hijo de Sancho no aparece jamás en la historia, se le menciona en el coloquio con Tomé Cecial (“dos hijos tengo”), III, 165-26, y varias veces en este tomo, vgr., 165-19, 290-30; extraña que Teresa no le recordase en la carta al nuevo gobernador (174-13).

    175-6.   El texto: vino.

    177-6.   El texto: gouerdador, pero el reclamo: gouernador.

    177-12. Los quesos de Tronchón: hoy pequeño mun. de la prov. de Teruel, de la dióc. de Zaragoza, olvidado ya en las guías o los relatos de viajeros.

    178-10. la primavera sigue al verano, etcét.: algunos edit., vgr., la Acad., 1819, enmiendan: “a la primavera sigue el verano, etcét”. Pero es de suponer que Cerv. escribiese el texto tal como está y las interpretaciones pueden ser varias: (a) la vida anda “a la redonda, como una rueda continua”, y la primavera vuelve otra vez, después de pasar las otras estaciones; (b) hay que dar al verbo seguir (Cej. y R. M., VI, 96) el sentido de “ir en alcance o seguimiento, no el sentido de venir después”; (c) el pasaje se escribió a propósito para hacer risible el sermoncito de Cide Hamete, quien, como “filósofo mohamético”, dice las cosas al revés. —Si el lector insiste en que el paso es sermón serio, el verbo seguir será el equivalente de persiste hasta: “la primavera sigue o persiste hasta el verano”, que parece torturar el lenguaje del original. Alg. traductores se adhieren al original, otros adoptan la enmienda de la Acad.; Cardaillac lo traduce con: “la primevère va au printemps, le printemps á l'été, etcét”.

    178-12. más que el tiempo: algs. edit. enmiendan: “mas que el viento”, con lo cual se estropea la comparación: “assi torna a andarse el tiempo con esta rueda


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 437

continua. Sola la vida humana corre a su fin ligera más que el tiempo”, y en la l. 20 “nuestro autor lo dize por la presteza (con que corrió el tiempo, y) con que se acabó... el gobierno de Sancho”.

    178-17. El texto: de la.

    180-13. derecho como vn huso: cons. D. Q., I, 85-23.

    180-23. El texto: considas.

    181-13. cuchilladas: una l caída en algs. ejemp.

    185-1.   tarde piache: comp. el cuento II, núm. 38 de El Buen Aviso, etcét., de Timoneda, op. cit.; es nuestra anécdota del irlandés, que también, como el vizcaíno de Timoneda, se sorbe un “huevo pollado”; “y como el pollito piasse en el garguero, no curó sino dengollir, diziendo: tarde piache” (you spoke too late).

    185-27. dar primero: los edit. a dar.

    188-10. seys peregrinos con sus bordones: de la mala fama que tenían en aquel tiempo los bordoneros Cov. escribe (voz bordonero): “el que dissimulado con el habito de peregrino y el bordon anda vagando por el mundo por no trabajar. Estos son perjudiciales a las Repúblicas, y en muchas partes se examinan con cuydado porque suelen ser hombre y muger amancebados, y dizen ser casados, y algunos servirán de espías”. Cons. también Clem., VI, 96; R. M., VI, 113; de cautivos y peregrinos falsos se trata en Pers. y Sig., II, 104 y ss., 3.a p.te, cap. 10.

    188-16. El texto: pronuciuaua.

    188-23. guelte: vid. Comed. y Entr., I, 226-28.

    188-31. ostugo: comp. D. Q., III, 127-4; Comed. y Entr., III, 62-31; R. M., IV, 194.

    189-13. El texto: pundo.

    189-19. rafigurarle: los edit. enmiendan: refigurarle.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 438

    190-5.   el vando de su magestad: comp. Cort., D. Q., VI, 62; Florencio Janer, Condición social de los moriscos de España, Madrid, 1857, pág. 71 y ss.

    190-23. cabial: palabra de origen aráb.-turco; cons. R. M., VI, 120; Eguilaz, Glosario de las palabras esp. de orig. oriental, pág. 365.

    190-24. colambre: Cov. no registra la palabra; el Dicc. Aut.: “los cueros o pellejos de los animales.... de la voz cuero”; despertar la colambre falta en el Dicc. Acad. Arrieta comenta: “que escita la gana de beber del pellejo o bota donde se lleva el vino”. Nadie, que yo sepa, parece haber encontrado el idiotismo en otro escritor de la época.

    191-14. de ninguna cosa se dolía: alude al romance conocido: “Mira Nero de Tarpeya”; comp. el cap. 44, IV, 75-29; D. Q., I, 185-4; Durán, I, núm. 571, pág. 393.

    191-20. El texto: enuxtas.

    191-25. Español: R. M., españoli.

    191-28. disparaba: comp. D. Q., I, 32-25; III, 41-3.

    192-1.   acabarsele: algs. anot.: acabarseles: creo que se puede sobrentender un sujeto mental en singular: a cada uno; comp. IV, 235-20.

    194-4.   Augusta: Augsburgo (Augusta Vindelicorum), ciudad de Baviera, Alemania.

    194-17. entre los remiendos de las esclavinas, etcét.: comp lo dicho acerca de “los gabachos de Belmonte”. —La Gitanilla, Nov., I, 61-22.

    195-12. encerrado: lo mismo encierro (l. 17): algs. edit. leen enterrado y entierro, justificando la enmienda por el enterrado de 194-21; pero “dexó encerradas y enterradas muchas perlas y piedras” dice la hija de Ricote, hablando de este mismo tesoro, en la página 306-30, por lo cual huelga la enmienda.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 439

    195-22. El texto: necesididades.

    196-16. estuve... gouernando... como vn sagitario: surge a veces duda sobre lo apropiadas que son semejantes palabras en la boca de un rústico falto de educación: no es probable que Sancho aprendiese la palabra sagitario de la gerigonza germanesca (Hidalgo la registra en su vocab.: “el que llevan azotando por las calles”); es más creíble que la oyese a D. Q., porque se encuentra en los libros de caballerías.

    197-12. lo bien ganado se pierde, y lo malo, ello y su dueño: en Hernán Núñez, op. cit., fol. 65, con la var. ello y su amo.

    197-26. quitarsela: para algs. edit. huelga el se; hay que sobrentender: quitarsela [a la justicia].

    198-4.   adamaba: comp. D. Q., III, 50-13; IV, 366-28; Clem., VI, 116.

    202-27. palacios de Galiana: “un edificio muy antiguo que está a la orilla del río Tajo”, dice Cov.; comp. Clem., VI, 123; R. M., VI, 140.

    203-31. El texto: a.

    204-13. En algs. ejemp. del texto: le le.

    204-23. lo sere: creo que se sobrentiende el católico cristiano, l. 19, y no profeso (R. M.), difícil de inferir, para el lector común.

    205-7.   y yo, que lo solicitaré: para Clem. este que deja pendiente el sentido; con leer “y yo, que estoy aquí, lo solicitaré”, el sentido quedaría más claro.

    206-11. como dizen: por ser reminiscencia de un verso del romance: “Doña Urraca, aquesa infanta”, Durán, Romancero, I, núm. 807, pág. 521 b.

    209-1.   grangeado... a conocer: los edit. omiten esta prep.; Sancho parece usar granjear a conocer como llegar a conocer.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 440

    209-2.   no que: comp. D. Q., III, 77-31.

    209-6.   salta tu y dámela tu: acerca de este juego cons. R. M., VI, 149 y 479.

    210-26. el decreto del Santo Concilio: alusión al Concilio de Trento, concluído en 1563; los coment. desde Bowle citan el estatuto de la sesión XXV, canon 19, donde se halla “el decreto” contra el desafío y el torneo (monomachia).

    214-4.   el qual: anacoluto: algs. edit. leen al cual.

    215-13. lo que has de dar al mur, dalo al gato: Correas, pág. 272, con la var. “y quitarte ha de cuidado”; lo mismo en Núñez, op. cit., fol. 65 r.; Clem., V1, 144.

    215-29. y: redundante.

    217-4.   El texto: todas.

    219-19. El texto: fue de la.

    220-1.   El texto: huyas.

    220-15. El texto: llenaste.

    220-17. El texto así, quizás por paro, enmienda aceptable sugerida por Pellicer.

    221-6.   Si jugares... a la primera: cons. R. M., sobre estos juegos de naipes, VI, 168.

    221-27. El texto: del.

    225-22. El texto: lllego.

    225-27. entabladura: algs. edit. leen entalladura: creo que se refiere a imágenes de relieve, protegidas y reforzadas por unas tablas de madera durante su transporte “por que no se desfloren ni quiebren”.

    226-1.   El texto: llenan.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 441

    226-20. San Jorge, defendedor de doncellas: mató a un dragón para salvar a la hija del rey, a punto de ser devorada por el monstruo: por lo tanto, se le representa en las imágenes “con una serpiente enroscada a los pies”, salvando a una doncella.

    228-8.   el cielo padece fuerça: San Mateo, XI, vers. 12; “al reino de los cielos se hace fuerza”, según la trad. de Cip. de Valera.

    229-12. El texto: juzgar.

    229-18. derramase al otro Mendoza, etcét.: sobre la creencia en semejantes agüeros cons. Clem., VI, 165; R. M., VII, apén. 13.

    229-29. te tengo assida: este dicho, atribuído aquí a Cipión, se halla en Suetonio, Vida de Jul. César, en la trad. del Doctor Jayme Bartholome, Tarragona, 1596, fol. 22 v.: “ya te tengo, Africa”; también atribuído a Luc. Jun. Bruto, vid. Livio, I, 56, 10-12; comp. Herodoto, VI, 107-4; de Guill. el Conquistador el Roman de Rou cuenta un suceso parecido:

    La terre ai as dous mainz seizie...
Tote est nostre quant qu'íl y a.

    230-7.   Santiago, y cierra, España... ¿qué ceremonia es esta?: la contestación de D. Q. a la pregunta de Sancho es poco satisfactoria, como ya notó Clem., VI, 167; comp. Cort., VI, 147; no se comprende por qué Sancho pida la explicación de “cierra, España”, siendo él quien, en el cap. 4 (III, 76-22) emplea la frase, como si la entendiera bien.

    230-14. El texto: ha.

    231-23. le: algs. edit, enmiendan: la.

    232-9.   El texto: suelen hazer.

    232-13. El texto: tengo.

    233-30. El texto: con que.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 442

    234-7.   una egloga de Camões, en su misma lengua portuguesa: en la edic. de las obras de Camões ordenada por el Vizconde de Juromenha, Lisboa, 1861, III, se publicaron diez y seis églogas.

    234-24. Anteon: así por Acteón: lo mismo en otros autores de la época; cons. Schevill, Ovid and the Renascence in Spain, op. cit., pág. 178.

    234-29. El texto: los.

    234-30. El texto: esta.

    235-14. El texto: enemorado.

    235-19. que viene consigo (con él): comp. este tomo, 273-11, 325-1; Weigert, op. cit., 61.

    240-5.   El texto: qnando.

    240-30. echandole: los edit. leen les o los en vez de le: como D. Q. es el único mencionado al principio del párr. (“D. Q. no tuvo lugar de desviarse aunque quisiera, y assi el tropel de los toros... passaron sobre D. Q. etcét.”), es posible que en la mente del autor el le se refiriese sólo a su héroe.

    241-1.   El texto: se le.

    242-19. hacer la salua: vid. A. Castro en Mélanges de Philologie et d'hist. offerts à M. Ant. Thomas, Paris, 1927, pág. 89 y ss.

    242-22. no abrió la suya (boca): = no dijo nada; algs. edit. omiten no; el sentido del texto se infiere de varias frases, vgr., no tomar a uno en la boca, pegar la boca a la pared, no os salga esto de la boca, no tener boca para dezir de no, en boca cerrada no entra mosca, (mucho bien se, sigue del callar), no osar boquear = no osar hablar, ni aun abrir la boca (Cov.).

    246-9.   se: los edit. omiten este se, o el de resumirse.

    246-20. señor huesped: algs. edit. leen: “Señor huesped”, dijo el ventero, “1o que real y verdaderamente,


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 443

etcét”. El original tiene: “y dexese de discurrimientos, Señor huesped. Dixo el ventero, etcét.”

    247-14. de cenar: algs. ejemp.: del cenar; la edic. de Bruselas, 1616: del.

    247-22. en tanto que trae: la edic. de Bruselas, 1616: que se trae; algs. edit.: traen; creo que hay que sobrentender el sujeto mental: el huesped.

    247-30. El texto: y.

    249-14. escribe sin artículos: Parece difícil la solución del problema planteado por Cerv. sobre el estilo de Avell. a quien llama “aragonés, porque tal vez escribe sin artículos”. ¿A qué se refería Cerv.? ¿Cómo vamos a juzgar el estilo de un autor por un texto medianamente impreso, y, por cierto, plagado con su porción regular de erratas de imprenta? Cons. Morel-Fatio, Le D. Q. d'Avellaneda en Bull. Hisp., V, pág. 358 y ss.; Millé y Giménez, Estudios de Lit. Esp., La Plata, 1928, pág. 151 y ss.; R.M., VI, 220.

    249-19. se llama Mari Gutiérrez: cons. D. Q., I, 113 6 y 13; la confusión se debe al propio Cerv. por habérsele olvidado cómo se llamó la mujer de Sancho al principio de la historia.

    249-19. no llama tal: varios edit. enmiendan: no se llama tal; comp. D. Q., I, 307-29; III, 106-29; IV, 251-26, donde se omite el pronombre.

    250-19. mero mixto imperio: comp. Comed. y Entr., IV, 8-16.

    251-18. hecho equis: Comp. Gasp. Lucas Hidalgo, Diálogos de apac. entretenimiento, III; Gracián, El Criticón, edic. Cejador, II, 62; Farinelli, I Tedeschi nel giudizio degli spagnuoli, pág. 37.

    251-22. si [no] quiere que no comamos: el sentido pide el primer no que falta en el original; en otros casos, al “que me maten” sigue siempre un no o una negación implícita; comp. D. Q., II, 150-4: “que me


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 444

maten, si... no ha dado”; III, 39-25: “que me maten, si no quiere”; III, 125-28: “que me maten, si nos ha de suceder cosa buena” que es lo mismo que “si no nos ha de suceder cosa mala”; IV, 143-28; “que me maten, si no anda por aquí, etcét.”

    255-9.   aquel: R. M.: a aquel.

    255-25. El texto: Mantesinos.

    255-30. que se auian [de] hazer: comp. la nota III, 28-27, donde los casos que omiten de están en el singular, con negación, con una excepción que puede ser errata de imprenta.

    256-30. El texto: ha.

    257-25. ni quito rey ni pongo rey: Cerv. hubo de recordar el romance histórico: “Los fieros cuerpos revueltos”; vid. Durán, II, núm. 978, pág. 43.

    257-31. Versos de un romance: “A cazar va Don Rodrigo”, en Durán, I, núm. 691, pág. 455; cons. también R. M., VI, 233.

    258-11. El texto: hizole.

    258-28. al parecer: lección que los edit. han cambiado caprichosamente: El sentido debe ser: “por lo visto, alzaron los ojos”, o “hubieron de alzar los ojos, porque vieron los racimos, etcét.” Es de suponer que alzasen los ojos, para ver más, porque “ya, en esto, amanecia” (l. 30).

    259-12 y 28.  El texto: ventiera.

    260-3.   Osiris: así por Busiris, rey de Egipto, aludido en Pers., II, 102-23, donde se le llama “tirano de Sicilia”.

    260-3.   Roque Guinart: de Roca Guinarda hablan extensamente los anotadores de Cerv. Cons. sobre todo el libro de Lluis María Soler y Terol, Perot Roca Guinarda, Historia d'aquest bandoler, Manresa, 1909.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 445

    261-9.   El texto: santaembarca; comp. 132-24.

    261-20. y soy: quizá por yo soy, lección adoptada por algunos edit.

    262-12. El texto: estas escopetas; comp. 261-11: vna escopeta.

    262-21. Algs. edit.: deudos.

    263-22. y: sobra.

    263-32. El texto: hizierron.

    265-10. El texto: dulce y; ya en la edic. de Bruselas, 1616, se omitió y.

    266-8.   los parientes: los edit. añaden de don Vicente, enmienda que no hace falta en vista de lo dicho pág. 262-21.

    272-8.   que le hazia: el texto: que le auia y alg. edit. añaden hecho; la enmienda más sencilla parece ser hazia por auia.

    272-16. El texto: caca.

    273-23. los Niarros y los Cadells: de estos bandos o gangsters que se disputaban a Cataluña en aquel entonces tratan Clem., VI, 248; y Givanel, en Cort. D. Q., VI, 234 y 239 y ss. Estos bandos figuran también en el teatro, vgr., en la comedia El catalán Serralonga y Bandos de Barcelona, escrita por Coello, Rojas y Vélez; se publicó en B. A. E., LIV, pág. 565 y ss.

    273-28. [Falta la nota para esta carta {El texto: estas cartas}.]

    274-15. todos: algs. edit.: casi todos.

    275-12. trapa, etcét.; Pers., II., 196-7; Viaje del P., 65-4.

    275-14. que vn rostro: los edit. leen: que con un rostro.

    275-26. El texto: lleuauan.

    275-28. El texto: ha.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 446

    277-25. les encaxaron sendos manojos de aliagas: comp. D. Q., I, 416; Sacchetti; op. cit., novella 64: “Agnolo di ser Gherardo va a giostrare a Peretola avendo settanta anni, ed al cavallo è messo un cardo sotto la coda, etcét.”

    278-3.   Con: los coment. enmiendan y con.

    279-15.  El texto: yo.

    280-7.   manjar blanco y albondiguillas: alusión a un pasaje del falso Quijote de Avellaneda, cap 12; vid. Angel Muro, Dicc. gen. de cocina, 2 vols., Madrid, 1892, I, 82, y II, 334.

    282-24. Esta cabeça... hechizeros: de las cabezas encantadas que hablan hay muchos cuentos en la historia legendaria y folklórica europea; el eminente Rogerio Bacon, siglo XIII, tenido por nigromante, hizo una cabeza semejante: cons. la pieza dram. titulada Friar Bacon and friar Bungay, de Roberto Greene; Creizenach, Geschichte des neueren Dramas, IV, 559; Wolf, Studien, op. cit., págs. 683 y ss.; Clem., VI, 269, 284; Valentin and Namelos, op. cit., págs. XXIX y LV; Die Reise der Soehne Giaffers, etcét., en vol. 208 del Litterar. Verein in Stuttgart, 1895, pág. 216, nota g; Pauli, op. cit., I, pág.12; II, pág. 257; Comparetti, Virgilio nel Medioeuo; 2.a edic., Firenze, 1896, parte II, cap. 6.

    282-26. Escotillo: Miguel Escoto; no se sabe dónde nació; tampoco dónde murió (cerca de 1232); estudió en París y Oxford, aprendió el árabe en Toledo; trad. varios textos y coment. sobre Aristóteles del árabe al latín; entre los libros propios figuran De sole et luna, De Chiromantia, De physiognomia et de hominis procreatione; en Dante, Inferno, XX, 115-7, está entre los mágicos; cons. J. W. Brown, Life and Legend of Michael Scot, 1897; C. H. Haskins, Studies in the Hist. of med. science, Harvard Press, 1924.

    285-23. priessa: quiere decir, el apiñarse los muchachos, sentido corriente de prisa; R. M. adopta la enmienda de Hartzenbusch y lee risa: cambio innecesario. Comp. la pág. 286-6.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 447

    286-15. fugite, partes adversae: Exorcismo que se halla en el oficio: Proprium S. S. Hispanorum, 7 y 8, Exorcismvs, Breviarium Romanum, mayo 3, sept. 14, (vid. Bowle); durante el ceremonial del exorcismo el sacerdote pone ambas manos en la cabeza del endemoniado (energúmeno) y dice: “Ecce crucem Domini; fugite, partes adversae, vicit leo de tribu Juda.” Cons. Herzog-Plitt, Real encyclopœdie, 2a edic., art. Exorcismus.

    292-10. El texto: le.

    292-21. El texto: primera primera.

    292-23. El texto: Hamente.

    293-7.   El texto: ha.

    293-20. Aqui se imprimen libros, etcét.: sobre imprentas de Barcelona en aquella época, vid. Givanel en Cort., D. Q., VI, 289 y ss.

    293-28. llegó en otras: ¿en otras partes? comp. l. 22, en vna parte... en otra, etcét.; algs. enmiendan: entre otros.

    294-9.   Le Bagatele: Le Bagattelle: ¿Ha existido jamás un libro en toscano con semejante título? He hojeado un sinnúmero de libros italianos y españoles sin dar con el rastro de tal obra, la cual, nos dice el propio Cervantes, a pesar de su “nombre humilde contiene y encierra en sí cosas muy buenas y sustanciales”. Y ¿quién habrá sido el autor? Claro está que el título, si no es exacto, puede referirse a varios libros “de honesto y agradable entretenimiento”, o a compilaciones de las cuales “se puede sacar mucha doctrina”, según rezan sus portadas. Véanse, vgr., La Zucca del Doni en español, Venetia, 1551, (Soc. Hisp. N. Y.); Guicciardini, L., Detti et fatti piacevoli: horas de recreación, Bilbao, 1586, (Soc. Hisp. de N. Y.); Straparola (Las Noches), Le piacevoli notti, trad. de Franc. Truchado, de la cual hubo varias ed. en vida de Cerv., Bibl. Nac., Madrid. Para otros libros de la misma índole cons. el Catál. Choix de Livres anciens, rares et


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 448

curieux de Leo S. Olschki, Florencia, 1907: Facéties, pièces burlesques, satires, I, pág. 120 y ss.; Nouvelles, IX, 1932.
    Ahora bien, de esta clase de publicaciones había muchísimas en italiano y en español, conocidas bajo una variedad de nombres, vgr., facezie, novelle, conti, favole, detti e fatti piacevoli, motti, burle, etcét., o en español, patrañas, cuentos, silvas curiosas, florestas, alivio de caminantes, apotegmas o misceláneas. Fíjese el lector también en los pocos datos insignificantes, por no decir absurdos, que nos ha suministrado Cerv. para descubrir el libro. A Don Quijote la obra sugiere solamente las palabras piñata (pignatta), piache (piace), piu su y giu con sus equivalentes esp. olla, place, más, arriba y abajo. Estos escasos detalles indican recuerdos poco distintos de la lengua toscana, con la ortografía hispanizante de bagatela, piñata y piache. En otras páginas en que Cerv. alude a Italia o a obras italianas se nota este rasgo de nebulosidad (El Lic. Vidriera, el Persiles).
    Por fin, hay que recordar que estamos en una imprenta imaginaria, y que lo mismo podía Cerv. haber pensado en una casa madrileña que sevillana. Esto lo prueba el que finge una impresión del falso Quijote y otra de la obra Luz del alma hechas en Barcelona; no habiendo existido jamás, que yo sepa, tales ediciones. En cuanto a la fecha del libro ningún dato tenemos sino que ha de ser anterior a 1613 más o menos. Si no se trata de ninguna obra traducida íntegra del toscano al español, será casi imposible dar con la pista de Le Bagattelle, en vista de que la materia italiana esparcida por los libros españoles de entretenimiento es ilimitada.
    Sin embargo, para dejar a salvo esta posición negativa he de agregar por experiencia que si el pesquisidor curioso topare con estas Bagattelle en cualquiera biblioteca del mundo será por uno de esos caprichos de la suerte que de vez en cuando corona nuestra paciencia con algún hallazgo anhelado, pero de mérito bastante dudoso, por no estar su importancia en ninguna relación con el tiempo perdido en su busca.

    295-28. El Pastor Fido... Aminta: Il Pastor Fido es obra de Battista Guarini, prim. edic., Venezia, 1590, la


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 449

vigésima y primera definitiva, Venezia, 1602; cons. G. Sannino, La drammatica pastorale, L'Aminta e il Pastor Fido, Nápoles, 1906. Christ. Suárez de Figueroa trad. la obra de Guarini, que se publicó en Nápoles en 1602: cons. Crawford, Vida y obras de Christ. Suárez de F., Valladolid, 1911, pág. 20.
    L'Aminta es de Torquato Tasso; salió a luz en Cremona en 1580; la trad. de Jáuregui es de 1607 y se publicó en Roma; cons. Viaje del P., 26-18; Nov., I, 20-12; Jordán de Urríes, op. cit., pág. 18.

    296-26. Luz del alma: Luz del alma christiana contra la ceguedad, etcét., de fray Felipe de Meneses; la prim. edic. es de Valladolid, 1554; cons. D. Américo Castro: Erasmo en tiempo de Cerv., R. F. E., XVIII (1931), pág. 345.

    298-21. el quatraluo: falta algo como: se alegró.

    299-2.   diziendo hu hu hu: R. M., VI, 296.

    299-5.   vn cauallero valenciano; quizá don Pedro de Vich, mencionado ya en Las dos doncellas, Nov., III, 44-20; véase también D. Fr. Martínez y Martínez, San Francisco, Cervantes y Valencia, Valencia, 1919, pág. 44. .

    299-8.   El texto: los de.

    299-11. del: los anot.: de la; véase 398-28.

    299-26. espaldar: así por espalder.

    302-25. toraqui: turco o turquí; cons. Eguilaz, op. cit., pág. 507.

    307-16. El texto: todos.

    308-19. que no le quiero: cons. R. A. Haynes, op. cit., pág. 53, sobre este no en cláusulas dependientes de los verbos dudar y negar.

    310-25. El texto: ha.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 450

    312-4.   de: alg. anot.: dél, lo cual cambia el sentido.

    314-19. y su descanso el pelear: comp. D. Q., I, 62-28.

    315-25. osaré: la Acad. seguida por otros anot.: os haré.

    316-12. que estaua: Hartzenbusch. Benjumea y R. M.: y que.

    320-28. El texto: tras.

    321-31. El texto: al.

    326-10. don Bernardino de Velasco, conde de Salazar: cons. Pell., D. Q., V, 313; Clem., VI, 337; H. C. Lea, The Moriscos of Spain, Philadelphia, 1901 (índice).

    326-17. en algunos ejemp.: abra la.

    326-26. que con: este que sobra.

    328-5.   El texto: dlxo.

    328-23. El texto: Eilosofo:

    329-2.   El texto: me me.

    329-2.   salir al gallarin: cons. la nota de R. M., VI, 342: también Publications of the Mod. Lang. Assoc. junio 1931, págs. 400 y 426:

quantos plazeres me diste
todos me ora han salido
al galarín.
    —Trag. de los amores de Eneas y de la Reyna Dido.

    330-2.   Versos citados ya en D. Q., I, 174-32.

    330-9.   Refrán que reg. H. Núñez, f. 3 v.: A fuer de Aragón, a buen servicio, etcét.; ídem en Vallés.

    331-28. El texto: escoga.

    332-4.   Cerv. pudo leer este cuento en Melchor de Santa Cruz, Floresta esp., 8.a parte, cap. IV, tomo I,


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 451

pág. 145, edic. Biblióf. esp.; se supone que Santa Cruz lo sacase de Alciato, De singulari certamine liber, Ven., 1544; trad. española: Alciato de la manera de desafío, Anvers, 1558? (Hisp. Soc.); cons. Bowle, Anot., 152.

    332-5.   El texto: labrados.

    332-15. sobre mi: o sobre mi anima: expresión del que sale fiador; comp. D. Q., III, 348-14; IV, 395-2; aquí el labrador termina con un giro burlesco.

    334-32. en buena paz compaña: comp. 125-10.

    338-2.   El texto: pos.

    339-2.   de mil colores matizadas los estendidos prados: este pasaje está lleno de retazos y recuerdos de Garcilaso, Gil Polo y otros poetas; comp. vgr. el verso de Gil Polo:

“De flores matizadas se vista el verde prado”.

—Diana, IV.

    339-5.   El texto: el el.

    339-10. quadrado y aun esquinado: lugar común en Cerv., quien pudo tomar el juego de vocablos de Lope de Rueda (El Deleitoso), edic. acad., II, pág. 156; comp. Comed. y Entr., II, 8-14; III, 35-29; 129-28; IV, 31-1; D. Q., IV, 393-16.

    339-23. Miculoso: los coment. leen Niculoso; véase R. M., VI, 360.

    339-23. Boscán se llamó NEMOROSO; cons. sin embargo H. Keniston, Garcilaso de la V., a critical study of his Life, etcét., pág. 242 y ss.; para algunos críticos, vgr., Men.z y Pelayo, D.a Carolina Michaelis, Keniston, Nemoroso es el propio Garcilaso; vid. también Navarro Tomás, edic. de Garcilaso (Clás. cast.), égloga prim. y la Introducción.

    339-25. El texto: deriuatluo.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 452

    340-15. rabeles: se mencionan varios instrumentos rústicos o pastoriles en Galatea, I, 183-9; Nov., III, 165-30; cons. Cecilio de Roda, Los instrumentos músicos, etcét., 1905, pág. 6 y ss.

    340-19. Albogues: Cort., D. Q., VI, 408 y ss.

    340-25. un son, si: algs. edit.: un son que, si.

    340-31-2.  De estas siete palabras todas no son de origen árabe: almorzar viene del latín admorsus (admorde-re), almuerzo de *admordium, Hanssen, Gramática hist., pág. 125. Sobre almohaza, alfombra, alguacil, alhucema, almacén, alcancía, cons. el Dicc. hist. d. l. lengua esp., I, Madrid, 1933.

    341-3.   borcegui: cons. W. v. Wartburg, Franzoesisches Etym. Woerterbuch, I, Bonn, 1928, pág. 557, voz broseken.

    341-4.   zaquizami, maravedi, alheli, alfaqui: cons. Hanssen, Gramática hist., parr. 377; Meyer-Lübke y Castro, Introd. a la lingüística rom., pág. 106; Bello-Cuervo. Gramática, parr. 110.

    341-24. cuchares: y cuchar son formas corrientes de la época; Cov. reg. cuchar; algs. edit. enmiendan cucharas; comp. Valdés, Mercurio y Caron, edic. Clas. cast.: dure lo que durare como cuchar de pan., pág. 52.

    342-7.   mas vale salto de mata, etcét.: D. Q., I, 296-1. Cov., voces rogar y salto; Hernán Núñez, op. cit., fol; 67 v.; Cej., Dicc., 709, voz mas.

No creo que ha de ser ansí
si no me faltan las patas:
más vale salto de matas;
compañeros, sus, de aquí.
    —Sánchez de Badajoz, Recopilación, I, 348, edic. Libros de Antaño.

    342-14. El texto: trompegelas; véase IV, 58-6.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 453

    344-2.   El texto: acontecia.

    345-18. no que: vid. 13-6.

    345-28. post tenebras spero lucem: comp. D. Q., I, portada, y pág. 413.

    348-15. El texto: qne.

    349-4.   De este madrigal trata largamente R. M., VII, apén. 38.

    349-7.   tenia: R. M. acepta la enmienda de Hartzenbusch y lee gemía.

    350-9.   El texto: las.

    350-24. El texto: nosotras.

    351-7.   El texto: valeme; en otros lugares se lee siempre válame; véase, vgr., D. Q., I, 282-11; 350-13; II, 306-15, etcét.

    352-27. y dos sillas: algs. edit. leen en dos sillas, enmienda aceptable.

    353-6.   callaron: el buen régimen pide callaran, y así leen algs. edit.

    354-9.   El texto: camenço.

    354-34. La segunda octava es de Garcilaso, tercera égloga, edic. Clás. cast., pág.124; ya en sus poesías Cerv. había imitado el lenguaje de Garcilaso. Véase el tomo VI, Comed. y Entr.: Poesías sueltas, 28-18; compárense los versos:

mi lengua balbuziente y quasi muda
pienso mouer en la real presencia.

con los de Garcilaso:

mas con la lengua muerta y fría en la boca
pienso mouer la voz a ti deuida.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 454

    355-10. En las cabernas lobregas de Lite: comp. D. Q., III, 434-28.

    355-31. regostose la vieja a los bledos, ni dexó verdes ni secos: así en Hernán Núñez, op. cit., fol. 106 v.

    356-2.   Leo a hazerme porque así lo pide el texto: “hanla de resucitar a hazerme... a cribarme... a acardenalarme, etcét.; se explica la omisión mecánica de a por ser seguida por la a de hazer; los edit. no suplen la primera a, leen acribar (aunque la prim. ed. y la de Bruselas, 1616, tengan a || cribar) y suprimen la a ante acardenalar. Cov. reg, acrivar, y Cerv., Nov., III, 224-8, escribe: “como se sintió acribada de los alfileres”; por lo tanto, es posible que el manuscrito tuviese a acribar, y que el cajista omitiese la prep. como en el caso de a hazer; comp. D. Q., IV, 13-3, donde ocurre el mismo giro.

    357-11. la qual LA hizo vna mamona: los edit. enmiendan le hizo; como el rostro y la barba de Sancho habían de ser sellados con veinticuatro mamonas, la puede referirse a la barba, que precede en la misma línea.

    358-7.   no que: comp. 13-6.

    358-20. la baca de la boda: comp. Tirso, Los balcones de Madrid, II, esc. 5:

Miedos, ¿qué hacemos aquí,
si en esta tempestad toda
soy la vaca de la boda,
y ha de llover sobre mí?

    358-22. que lo eche todo a treze, aunque no se venda: véase Comed. y Entr., IV, 41-10.

    360-2.   El texto: al de.

    360-26. El texto: quanto.

    361-15. dueña: sujeto mental en singular; lo conservo


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 455

por hallarse a menudo en Cerv. estas faltas de concordancia.

    361-18. El texto: despiertas.

    363-11. y haziendo: sobra la y; Acad.: y hizo.

    364-28. que [con] la consideración: la edic. Tonson lee que con la; otros edit. que por la; por el giro 360-24, vemos que falta con.

    364-30. Es verso de Garcilaso, prim. égloga, verso 57; comp. Galatea, II, 268-26.

    365-7.   depositarLOS: [los remedios], suj. mental en plural sugerido por remedio, línea 3; es posible que el manuscrito tuviese depositarlo, y que el cajista leyese los, distraído por el los que sigue inmediatamente. Comp., sin embargo, la nota 52-6.

    365-23. Repetición molesta de 356-20; comp. Lope, La discordia en los casados, II, vs. 1313 y ss.

    366-28. adamo: véase 198-4.

    368-8.   crealo Judas: no parece posible que esta frase, en boca de Sancho, fuese recuerdo del credat iudaeus Apella de Horacio; comp. Clem., VI, 402.

    370-19. Cerv. pudo recordar estos dos versos de un romance del Romancero general: “Diamante falso y fingido” (Durán, I, núm. 107, pág. 54), en el cual ocurren cuatro veces.

    371-22. cantusado: cons. R. M., VI, 410; Hanssen, Gram. histórica, pág. 160: “la variante—usar es tal vez francesa (chantuser, ant.) cantusar, encantusar, engatusar”.

    371-24. El texto: açores.

    373-16. ochocientos y veynte y cinco reales: a 34 maravedís el real, y a 459 maravedís el escudo de oro, Sancho habrá sabido desfalcar 61.1 escudos del tesoro de D. Q. Cons. Juan Lorenzo Palmyreno, Vocabulario


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 456

del humanista, Valencia, 1569 (Mus. Brit. y Bibl. Viena), sobre monedas, pág. 51 y ss.; Saez, Demostración hist. del verd. valor de todas las monedas, Madrid, 1796, págs 54 y 225.

    373-19. no se toman truchas a bragas enjutas; Cov. voz bragadura; Hern. Núñez, op. cit., fol. 78 v.; Novelas, I, 84-04.

    374-32. El texto: arrebantando.

    375-8.   no que: véase 13-6.

    375-31. a dineros pagados braços quebrados: Cov. lo registra voz brazo; Correas: “a obra pagada, etcét.”, pág 56; H. Núñez, fol. 3 r.; “a dineros dados, etcét.” Se halla también al principio del tercer auto de la Celestina.

    376-6.   El texto: contando.

    376-11. morirás: los coment. lo enmiendan morirá, para conformarlo al dicho conocido; dejo el texto, porque concuerda con la burla de Sancho, quien parece dirigirse a un contrario, lleno de coraje fingido, lo cual hace acudir a D. Q; H. Núñez, fol. 73 v., lo reg. con la  variante “muera Sanson”.

    376-31. en pelota: comp. D. Q., I, 314-29.

    377-27. encontrara a aquestos señores, ni fuera abrassadada Troya, etcét.: algs. edit. enmiendan: si yo encontrara; R. M. lee: y ni fuera; es ejemplo de hipótesis (prótasis) con elipsis de si; véase Alf. Valdés, Mercurio y Caron, op. cit., 122. “¿Qué se me dava a mí? Hiziesse yo mi provecho, y fuesse como quiera”; cons. Lenz, La Oración y sus partes, pág. 421; Salvá, Gram., 14.a edic., pág. 183; Gessner, Ztscht., XIV, 1890, pág. 60; Bello-Cuervo, párr. 702, pág. 185. Mi colega R. Spaulding me ha señalado un ejemplo en Arnalte y Lucenda, Rev. Hisp., XXV, pág. 242; otro ejemplo se ve D. Q., III, 251-22.

    378-6.   Orbaneja: ya aludido en D. Q., III, 67-31.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 457

    378-7.   El texto: qne.

    378-20. dé donde diere: al poeta Mauleón alude Berganza, Nov., III, 165-13; cons. Amezúa y Mayo, edic. de El casamiento engañoso y El coloquio de los perros, 467 y ss.; R. M., VI, 423, nota 17.

    380-15. El texto: diaxo.

    380-18. El texto: lo.

    380-28. El texto reeie-.

    382-16.  frion: comp. Rojas, Comedias, B. A. E.: El Cain de Cataluña, pág. 271 (I, 1):

CARD.    Mireme, Camacho; él
es aloja de verano.
CAM. Mientes.
CARD.               Digo que es frión.
CAM. ¿Esto se me ha de decir?
¿Frío yo, que he hecho reír
a un juez de comisión?

    382-20. El texto: los.

    383-12. Casa del Nuncio en Toledo: Cov. voz nuncio: “es un hospital donde se curan los locos”; Clem., VI, 427; hay alusión a esta casa en Tirso: Los tres maridos burlados, B. A. E., Nov. posteriores a Cerv., I, pág. 484: “si duraba todavía en su tema, pararía en la [casa] del Nuncio”.

    385-14. deuian: se ref. a declaración, con sujeto mental en plural, número que fué sugerido quizá por fuerzas; cons. Weihert, op. cit.: Nichtkongruenz mil dem Subjekt, pág. 11 y ss.

    387-11. bien cauallero me yua: comp. el principio de la carta a Teresa Panza: D. Q., III, 446-8.

    389-9.   El texto: mochachas.

    392-18. Así por Curiambro, 339-26.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, NOTAS, p. 458

    393-15. pastoras mañeruelas: Cov. voz haca: “solemos dezir vulgarmente mañeruelos, porque con facilidad los tratamos, y se dexan manosear y sugetar”. La comparación de pastoras con caballos y hacas concuerda con el humor festivo del cura.

    394-17. Acerca de este villancico véase Clem., VI, 443.

    394-19. está ya duro el alcacel para zampoñas: vid. Cov. voz alcacel; H. Núñez lo registra, fol. 36 r.: “duro es el alcacer para çampoñas”; Correas, 169; Santillana; Pedro Vallés, Libro de refranes; Valdés, Diálogo de la lengua, edic. Clás. cast., pág. 80.

    396-27. Sanazaro: Jacopo Sannazaro, n. en Nápoles 1458, m. 1530; cons. M. Scherillo, edic. de la Arcadia (Torino, 1888), obra principal de Sannazaro; comp. Galatea, Introd., XIX y ss.

    396-30. Barcino: Nov., III, 162-24; cons. Amezúa, edic. Col. de los perros, pág. 294.

    398-15. El texto: el.

    398-28. Comp. 299-11.

    399-30. y a creer: R. M. enmienda y a hacer creer, que no hace falta; puede ser frase elíptica: “les vino a quitar la duda y [vinieron] a creer que estaua cuerdo”. Comp., “después de muchos nombres que formó... al fin le vino a llamar Rocinante”, D. Q., I, 54-32.

    400-15. Algs. edit.: les.

    405-12. El texto: impressa.

    405-13. Esta empresa, etcét.: cons. D. Q., III, 281-27.

    Tabla 408:  cap. LVIII: el texto: autenturas.

    409. cap.  LXVI: el encabezamiento del cap. (328) tiene oyrá, en vez de oyere.

    409. cap.  LXX: el texto: al de.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, p. 459

APENDICE

    Don Quijote, III, página 458, nota 17-17: Por casualidad he encontrado en el desván de la Biblioteca Municipal de San Francisco de California, entre varios libros antiguos todavía sin catalogar, la obra de “Bosio”. Se titula: De Signis Ecclesiae Dei Libri XXIIII, auctore Thoma Bozio, Eugubino congregationis Oratorii Presbytero; in tres tomos divisi, Lugduni, 1594; Sumptibus Petri Landry. En la Bibl. Nat. de París se conserva un ejemp. de la edic. de 1592, Coloniae Agrip.


ENMIENDAS

Novelas  II,   pág.  84-19:     niguna, léase ninguna.
» » » 160-10: barrrio, léase barrio.
» » » 200-6: fuerte, léase suerte.
» » » 292-24: le fuesse, léase el fuesse.
» » » 342-23: de ella, léase ella.
» » » 342-24: ha, léase ha de.
» » » 349-29: incarse, léase hincarse.
» III, » 110-11: auiadado, léase auia dado.
» » » 127-24: es tremada, léase estremada.
» » » 134-25: criedo, léase criado.
» » » 145-6: Estafania, léase Estefania.
» » » 160-1: nonada, el texto nodada.
» » » 171-26: persegido, léase perseguido.
» » » 178-27: era, léase Era.
» » » 270-21: al, léase la.
» » » 292-20: que que, léase que.
» » » 302-9: sola, léase solo.
Don Quixote, III, pág. 509 (445-2): Ruiz, léase Rius.


DON QVIXOTE DE LA MANCHA, TOMO IV, APÉNDICE, p. 460

    Debo algunas de las enmiendas que siguen a la edición del Viaje del Parnaso, de D. Francisco Rodríguez Marín.

Viaje del Parnaso  pág.  43-25:     ya, si, léase y, asi.
» » 46-9: como, ¿y, léase ¿cómo y.
» » 59-21: codo, léase coto.
» » 62-18: huelga la nota; véase Ariosto, Orlando, I, 30.
» » 82-1: accidental, léase occidental.
» » 89-7: murio, léase Mucio.
» » 93-14: mal mirada, léase malmirada.
» » 100-28: parte., léase parte,.
» » 100-29: Su, léase su.
» » 100-31: cielo, , léase cielo;  .
» » 101-1: coma después de murióse, y después de estaua.
» » 101-2: La, léase la.
» » 101-2: porfia, , léase porfia.
» » 101-3: puesto, léase Puesto.
» » 107-7: delque; el verso pide de aquel que.
» » 110-10: quizá deba leerse: uno recogia; y (12) hazia por la consonancia con ironia.
» » 111-16: huelga la nota; léase: [h]espectada.
» » 115-8: fama, léase sin coma.


Volver a Works of Cervantes home page (http://users.ipfw.edu/jehle/cervante.htm)
Texto electrónico por Fred F. Jehle <jehle@ipfw.edu>
URL: http://users.ipfw.edu/jehle/cervante/dqsb4n.htm
Last updated: June 19, 2002