Yo no sé si usted creerá este o no; si no acontecían a mí yo pensaría era la ficción pura.

Recibí una carta muy interesante hace dos días. Dice que deberé estar en el Metro que Construye en 10 en punto mañana; si estoy allí en aquel momento ellos me darán un millones de dólares. Es obvio que esto es todo algo extraño. Dudo que esto es un chiste, aunque algunos amigos mío insista que alguien estire la pierna. He estado correspondiendo con esta organización para sobre cinco meses. Si yo no había recibido una docena cartas más temprano de ellos, yo habría sido mucho más escéptico.

Todos serán deleitados si obtengo el dinero. Sin embargo, es como si esto un pedazo de noticias cambie todos. Anoche mis padres sugirieron que yo los compro una casa nueva; mi amiga insistió que yo la diera un BMW. Y cuando mi hermano oyó las noticias que él me pidió para mandárlo al por un año de Europa. Yo los dije todo salirme solo para un rato, hasta que pueda pensar acerca del todo. Ahora mismo yo no quiero oír ningún consejo que tiene que hacer con comprar algo. La verdad es que ese tanto de dinero traería consigo problemas demasiados. La vida sería mucho más fácil si yo no estaba en esta situación. Apreciaría olvidarse la cosa entera. Si puedo encontrar la fuerza, yo no iré a la cita mañana. ¿Iría usted si usted me era?