Gabriela Mistral

“Meciendo”

     El mar sus millares de olas
          mece, divino
     Oyendo a los mares amantes,
          mezo a mi niño.

5   El viento errabundo en la noche
          mece los trigos.
     Oyendo a los vientos amantes,
          mezo a mi niño.

     Dios padre sus miles de mundos
10      mece sin ruido.
     Sintiendo su mano en la sombra
          mezo a mi niño.


Gabriela Mistral

“Yo no tengo soledad”

     Es la noche desamparo
     de las sierras hasta el mar.
     Pero yo, la que te mece,
     ¡yo no tengo soledad!

5   Es el cielo desamparo
     si la Luna cae al mar.
     Pero yo, la que te estrecha,
     ¡yo no tengo soledad!

     Es el mundo desamparo
10 y la carne triste va.
     Pero yo, la que te oprime,
     ¡yo no tengo soledad!


César Vallejo

“Yuntas”

Completamente. Además, ¡vida!
Completamente. Además, ¡muerte!

Completamente. Además, ¡todo!
Completamente. Además, ¡nada!

Completamente. Además, ¡mundo!
Completamente. Además, ¡polvo!

Completamente. Además, ¡Dios!
Completamente. Además, ¡nadie!

Completamente. Además, ¡nunca!
Completamente. Además, ¡siempre!

Completamente. Además, ¡oro!
Completamente. Además, ¡humo!

Completamente. Además, ¡lágrimas!
Completamente. Además, ¡risas!...

Completamente.


César Vallejo

“El momento más grave de la vida”

          Un hombre dijo:

          —El momento más grave de mi vida estuvo en la batalla del Marne, cuando
     fui herido en el pecho.

          Otro hombre dijo:

5        —El momento más grave de mi vida, ocurrió en un maremoto de Yokohama,
     del cual salvé milagrosamente, refugiado bajo el alero de una tienda de lacas.

          Y otro hombre dijo:

          —El momento más grave de mi vida acontece cuando duermo de día.

          Y otro dijo:

10 —El momento más grave de mi vida ha estado en mi mayor soledad.

          Y otro dijo:

     —El momento más grave de mi vida fue mi prisión en una cárcel del Perú.

          Y otro dijo:

     —El momento más grave de mi vida es el haber sorprendido de perfil a mi
15 padre.

          Y el último dijo:

     —El momento más grave de mi vida no ha llegado todavía.

Vicente Huidobro

“Arte poética”

     Que el verso sea como una llave
     Que abra mil puertas
     Una hoja cae; algo pasa volando;
     Cuanto miren los ojos creado sea,
5   Y el alma del oyente quede temblando.

     Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
     El adjetivo, cuando no da vida, mata.

     Estamos en el ciclo de los nervios.
     El músculo cuelga,
10 Como recuerdo en los museos;
     Mas no por eso tenemos menos fuerza:
     El vigor verdadero
     Reside en la cabeza.
     Por qué cantáis la rosa, ¡oh Poetas!
15 Hacedla florecer en el poema;

     Sólo para vosotros
     Viven todas las cosas bajo el sol.

El poeta es un pequeño Dios.

Vicente Huidobro

“La capilla aldeana” (fragmento)

                          Ave
                         canta
                         suave
               que tu canto encanta
               sobre el campo inerte
                         sones
                         vierte
                         y ora-
                         ciones
                          llora.
                        Desde
                   la cruz santa
             el triunfo del sol canta
          y bajo el palio azul del cielo
     deshoja tus cantares sobre el suelo.

Une tus notas a las de
la campana
que ya se despereza
ebria de mañana
evangelizando la gran
quietud aldeana

“Los caligramas son poemas cuyos versos se distribuyen formando ciertas figuras, generalmente relacionadas con el contenido del poema.”


Juana de Ibarbourou

“La higuera”

     Porque es áspera y fea,
     Porque todas sus ramas son grises
     Yo le tengo piedad a la higuera.

     En mi quinta hay cien árboles bellos:
5        Ciruelos redondos,
          Limoneros rectos
     Y naranjos de brotes lustrosos.

          En las primaveras
     Todos ellos se cubren de flores
10      En torno a la higuera.

     Y la pobre parece tan triste
     Con sus gajos torcidos, que nunca
     De apretados capullos se viste..

          Por eso,
15 Cada vez que yo paso a su lado
     Digo, procurando
     Hacer dulce y alegre mi acento:
     —Es la higuera el más bello
     De los árboles todos del huerto.

20      Si ella escucha,
     Si comprende el idioma en que hablo,
     ¡Qué dulzura tan honda hará nido
     En su alma sensible de árbol!

          Y tal vez, a la noche,
25 Cuando el viento abanique su copa,
     Embriagada de gozo le cuente:
     —¡Hoy a mí me dijeron hermosa!


Federico García Lorca

“Prendimiento de Antoñito el Camborio en el camino de Sevilla”

          Antonio Torres Heredia,
     hijo y nieto de Camborios,
     con una vara de mimbre
     va a Sevilla a ver los toros.
5   Moreno de verde luna
     anda despacio y garboso.
     Sus empavonados bucles
     le brillan entre los ojos.
     A la mitad del camino
10 cortó limones redondos,
     y los fue tirando al agua
     hasta que la puso de oro.
     Y a la mitad del camino,
     bajo las ramas de un olmo,
15 guardia civil caminera
     lo llevó codo con codo.

          El día se va despacio,
     la tarde colgada a un hombro,
     dando una larga torera
5   sobre el mar y los arroyos.
     Las aceitunas aguardan
     la noche de Capricornio,
     y una corta brisa, ecuestre,
     salta los montes de plomo.
10 Antonio Torres Heredia,
     hijo y nieto de Camborios,
     viene sin vara de mimbre
     entre los cinco tricornios.

15      Antonio, ¿quién eres tú?
     Si te llamaras Camborio,
     hubieras hecho una fuente
     de sangre con cinco chorros.
     Ni tú eres hijo de nadie,
20 ni legítimo Camborio.
     ¡Se acabaron los gitanos
     que iban por el monte solos!
     Están los viejos cuchillos
     tiritando bajo el polvo.

25      A las nueve de la noche
     lo llevan al calabozo,
     mientras los guardias civiles
     beben limonada todos.
     Y a las nueve de la noche
30 le cierran el calabozo,
     mientras el cielo reluce
     como la grupa de un potro.


  1. PRÁCTICA: Figuras retóricas y tropos
  2. El enamorado y la muerte
  3. Doña Alda
  4. Garcilaso de la Vega, Santa Teresa, San Juan
  5. Francisco de Quevedo, Lope de Vega, Sor Juana Inéz de la Cruz
  6. José de Espronceda, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Gustavo Adolfo Bécquer
  7. José Martí, José Asunción Silva, Rubén Darío
  8. Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez
  9. Gabriela Mistral, César Vallejo, Vicente Huidobro, Juana de Ibarbourou, Federico García Lorca
  10. Luis Palés Matos, Nicolás Guillén
  11. Pablo Neruda, Gloria Fuertes, Octavio Paz
  12. Ernesto Cardenal, Ana María Fagundo, Nancy Morejón
  13. Práctica II (preguntas e identificaciones)
  14. Un bosquejo de los movimientos poéticos del siglo XX

[S302 Main page]

[Syllabus]

[Course info]


Contact: Fred F. Jehle

Home: http://users.ipfw.edu/jehle/

Indiana University - Purdue University Ft. Wayne

Last updated: Feb. 27, 2003

Fort Wayne, IN 46805-1499 USA

URL: http://users.ipfw.edu/jehle/courses/s302/mvments2.htm